5 historias de terror de automovilistas sin seguro

Un seguro puede ayudarte a evitar pagos improvisados tras un choque; además, tienes la posibilidad de contar con asesoría jurídica sin costo.

Cabe recordar que solo el 30% de los automovilistas en México cuentan con alguna póliza que les garantice protección y cuidado de su patrimonio.

Por lo anterior, la aseguradora Quálitas trabaja para concientizar a los automovilistas de que un seguro no es un gasto, sino una inversión que les permitirá mantener sus finanzas a salvo en caso de un accidente vial.

La primera es el pago a terceros en caso de un percance. Si no cuentas con algún seguro y sufres algún percance, tendrás que desembolsar al instante parte importante de tus ahorros para poder pagar el daño. Otra opción es pedir dinero prestado a un banco para resarcir la avería, deuda que pagan incluso por años.

Sigo pagando un choque que tuve en el 2012. Le pegué a un carro de lujo y tuve que pedir prestado al banco porque no tenía para pagar. Llevo más de 5 años sin salir de vacaciones”, Sofía 29 años.

La segunda historia de terror es tener que cubrir gastos médicos o funerarios tras un choque. El pago a los afectados puede superar el millón de pesos dependiendo del caso.

Tengo que indemnizar a la familia de la persona que atropellé sin querer porque desafortunadamente falleció. No me alcanza para mantener a dos familias porque yo también tengo hijos”, Alberto 43 años.

La tercera historia de terror es no contar con un abogado tras un choque. Hay que recordar que un accidente automovilístico puede involucrarte en procedimientos penales o civiles. ¿Cuánto te costaría contratar un abogado y pagar los gastos del proceso penal? Mucho dinero.

No pudimos llegar a un acuerdo al momento del accidente porque era la palabra del otro conductor contra la mía. El proceso lleva meses y he gastado más de 40 mil pesos en abogados”, Eduardo 52 años.

Otra historia macabra que podemos tener si nos vemos involucrados en un accidente sin contar con un seguro es el robo del vehículo. De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) el robo de automóviles se incrementó en un 27.5%. Las cifras son alarmantes y por desgracia van en aumento.

Solo dejé mi auto estacionado en la calle por media hora y al regresar ya no estaba. Me había dicho mi esposo en varias ocasiones que comprara un seguro. Por dejar todo para después, ahora no tengo como moverme”, Alejandra 31 años.

Por último, sino cuentas con algún seguro no tendrás protección ante un desastre natural. Hace unas semanas un sismo sacudió el centro del país dejando cuantiosos daños materiales. Este movimiento generó pérdidas totales de vehículos.

Hay que tener cuidado porque no todas las pólizas cubren daños ocasionados por la naturaleza. “Las peores vacaciones de mi vida. Fuimos a Acapulco y llegó una tormenta tropical que nos mantuvo encerrados en un albergue. Cuando se calmó la situación, fui por mi automóvil y estaba inundado e inservible”, Arturo 65 años.

Confiamos en que estas historias de terror te sirvan para animarte a contratar un seguro para tu auto.

Deja un comentario